Cómo Cuidar a un Bebé Recién Nacido: Te Damos lo Mejores Consejos

Al principio, todas las madres piensan que es muy difícil defender el delicado cuerpo de su Bebé recién nacido de las enfermedades, al respecto te comento que puedes tener la seguridad de que adoptando un estilo de vida saludable es posible prevenir la aparición de infecciones y garantizar a tu hijo un excelente estado de salud.

Es Verdad que tu bebé tiene un sistema inmunológico aún en desarrollo, una piel extremadamente sensible y un organismo que comienza a fortalecerse, pero todos hemos sido recién nacidos y aquí estamos, nuestras Madres supieron que hacer en su momento y al igual que ellas tu usarás métodos que permitirán que tu Bebé crezca sano y sin complicaciones.

 

 

Cómo Cuidar a un Bebé Recién Nacido

como cuidar al recien nacido

 

 

Consejos para el Cuidado de tu Bebé Recién Nacido

¿Cómo Cuidar a un recién nacido?

Es perfectamente normal preocuparse por la llegada de tu bebé a casa, no serás la primera madre joven que nunca haya cambiado pañales o se ponga nerviosa cuando el Bebé llora. La mayoría de las madres expertas aprendieron sobre la marcha como cuidar a su hijo, y casi todas cometieron algún error. Aunque, déjame decirte algo no te preocupes, tu instinto te guiará cuando los necesites, y además para tareas que puedan ser totalmente desconocidas para tí, siempre encontrarás personas que te pueden ayudar y aconsejar.

El Día de la Llegada de tu Bebé

El primer día e incluso el día después de la llegada de un bebé después del parto puede parecer desalentador para las madres jóvenes. Después de realizado el milagro de la vida, después del trabajo de parto o trance de la cesárea, de las lágrimas de alegría , tendrás a un bebé inocente en tus brazos, que depende completamente de ti para sobrevivir en este nuevo medio ambiente que es desconocido para él.

También te Puede Interesar  Cómo Calmar un Bebé Recién Nacido con Gases, que Puedes Hacer

Probablemente nunca hayas cambiado un pañal o hayas tenido a un bebé pequeño en tus brazos, pero resulta que aquí estás con un bebé que debes cuidar cada minuto, aprendiendo en el trabajo en cada momento. Afortunadamente, con algunos consejos y un buen instinto materno, el cuidado de tu pequeño bebé pronto se volverá natural, incluso te sorprenderás y pronto les dirás a todos que no puedes imaginar tu vida sin tu bebé.

¿Cómo Cuidar la Piel del Bebé?

La piel de los recién nacidos es muy sensible y debes prestar mucha atención al cuidarla. Es necesario mantenerlo seco y limpio. Usa solo pañales de la mejor calidad, que absorban bien la humedad para que ésta no se quede en la piel de su bebé.

Poco después de dar a luz, tu partera probablemente te aconsejará que uses solo algodón y agua tibia para limpiar la parte inferior de tu bebé durante las primeras semanas (si necesitas usar toallitas húmedas para bebés). Por alguna razón, verifica que sean adecuados para pieles sensibles y sin perfume. Asegúrate de que todos los pequeños pliegues de la piel estén limpios y secos.

 

 

El Baño la Primera Experiencia Divertida de tu Bebé

¿Cuándo debes dar un baño a tu Bebé?

La partera también te mostrará cómo cuidar el cordón umbilical del bebé (el extremo del cordón permanece pegado al ombligo). Los primeros días, tu bebé no necesitará tomar un baño todos los días. Un enjuague rápido en unos pocos centímetros de agua caliente cada 3 a 4 días será suficiente. El resto del tiempo, un pequeño refrescamiento es perfecto (limpia la cara, las manos y los pies con algodón húmedo).

Recomendaciones para el Baño de tu Bebé

La meticulosa higiene diaria es necesaria para prevenir la aparición de enfermedades. Al seguir tu instinto, estarás en el camino correcto, claro que sin duda tendrás que bañar a tu bebé cuando él haya expulsado su primer meconio, (heces pegajosas y negras producidas poco después del nacimiento), pero los nuevos padres deben aplicar algunas reglas básicas desde el principio.

También te Puede Interesar  A las Cuantas Semanas puede Nacer un Bebé Prematuro: Cuidados del Bebé Prematuro

A continuación, te doy algunas indicaciones para un baño rápido, preciso y divertido.

Los accesorios Esenciales

¿Qué se necesita para bañar a tu Bebé? Al menos una toalla grande, limpia y suave, jabón (mejor optar por un producto natural). Un poco de gasa para envolver la cicatriz del ombligo, crema de óxido de zinc y, por supuesto, los pañales y la ropa para cambiarlo. Todos estos objetos deben estar en el baño, al alcance de la mano. Usa productos de limpieza exclusivos de bebé y revisa los compuestos de la fórmula para evitar que le dé alguna reacción alérgica. utiliza productos especialmente formulados para la piel ultrasensible del recién nacido (delicados y sin surfactantes, parabenos, colorantes, metales o siliconas).

El Procedimiento del Baño de tu Bebé

Desviste al bebé y retira los restos de heces y orina del área del pañal si los hubiere. Después de eso, sumérgelo suavemente en el agua, solo la cabeza debe permanecer afuera. Usa una mano para apoyar la nuca de su cuello y la otra para lavarlo, es muy importante sostener la cabeza de tu bebé, el cuello aún no puede resistir el peso de su cabecita.  Recuerda que el baño no significa solo limpiar, es un momento íntimo, en el que hablar suavemente con el niño y jugar con él hace que sea un momento de disfrute que cada vez va esperar con ansia.

Una vez que termine el baño, saca al bebé y envuélvalo en la toalla o bata de baño. Seca su cabello, y cúbrelo con la toalla limpia, seca bien en la zona de las orejas, en los pliegues de las piernas y entre los dedos. Antes de vestirlo, extiende la crema de óxido de zinc en el área del pañal y colócale un pañal limpio.

La temperatura Ideal del Agua

Dale el baño con agua a la temperatura adecuada para que no sienta una impresión de muy fría o muy caliente. El agua debe tener una temperatura de 37,5 °, para asegurarte de que no esté demasiado caliente ni demasiado fría, usa un termómetro de baño.

El momento Adecuado Para El Baño

El baño no debe durar más de cinco a diez minutos, porque el agua se enfría rápidamente. En cuanto a la frecuencia, es recomendable hacerlo cada dos días.

También te Puede Interesar  Conoce las Mejores Técnicas para Dormir a un Bebé

La Bañera

Hay muchos modelos de bañeras en el mercado, los más cómodos están equipados con un soporte ergonómico, que te permite acostar al niño dejando las dos manos libres, así jugar con él será mucho más fácil y divertido. En cuanto al mantenimiento de la bañera, no es necesario desinfectarla, simplemente limpiarla con agua. Si lo prefieres, lávala con una cucharadita de producto antibacteriano una vez a la semana.

 

 

Otras Recomendaciones para el Cuidado de tu Bebé

Cómo tratar las uñas del Bebé

Las uñas de los recién nacidos crecen rápido y se ensucian fácilmente, y deben mantenerse constantemente cortas para evitar que el bebé se rasque. Usa al menos una vez a la semana unas tijeras especiales con extremos romos. ¿Algún consejo? Cortar las uñas cuando el Bebé esté particularmente tranquilo (quizás cuando está durmiendo) y poco después del baño, porque es cuando las uñas están más suaves.

Limpieza de Oídos, Es más fácil de lo que Piensas

Las orejas del bebé se pueden limpiar de manera efectiva simplemente permitiendo que el agua caliente y sin jabón ingrese durante el baño. Coloca al bebé sobre tu brazo y sumérgelo hasta que el nivel del agua llegue a los oídos, de esta manera la cera se disolverá fácilmente. Una pequeña gasa será suficiente para limpiar el exceso de cera visible fuera de la oreja. En su lugar, evite usar palos u hisopos, ya que pueden crear un tapón de cera.

Mas Sobre la piel del bebe

En los primeros días y en los primeros meses de vida, el recién nacido tiene una piel extremadamente delicada, ya que carece de glándulas sebáceas que pueden alimentarla y lubricarla. Cuanto antes la cuides, mejor será para la salud de tu hijo. Si deseas asegurarte de que la piel de tu bebé esté perfectamente hidratada, realiza un masaje neonatal periódicamente con aceites vegetales 100% puros. Mantente alejada de todos los aceites y cremas que contienen vaselina, tintes, siliconas y fragancias químicas.