Conoce Cuánto mide un Bebe recién Nacido y Cuánto Crecen los Bebes por Mes

Los recién nacidos tienden a tener una longitud entre 48 y 52 centímetros y un peso entre 3200 y 4000 gramos. Si un Bebe al nacer medió 50 cm y pesó 3.500 g, te sorprendería saber que a los 5 meses casi se habrá duplicado en peso y que en 1 año puede alcanzar los 75 cm de altura. En cualquier caso, no te obsesiones y no peses ni midas al bebé todas las semanas.

El tamaño con el que nace el niño no indica la altura que alcanzará cuando sea mayor. Esta dimensión depende exclusivamente de los factores maternos, es decir, el tamaño de la cavidad uterina y la nutrición que tuvo durante el período fetal. Entonces, no pienses que si es un bebé grande será un adulto alto, o si es pequeño será bajo.

 

Cuánto mide un Bebe recién Nacido

crecimiento del bebe

 

Algunos datos del crecimiento de los recién nacidos desde el nacimiento hasta los 18 meses

Etapas del desarrollo infantil

Su desarrollo es sorprendente. Y en gran parte es gracias a ti que lo alimentas, que favoreces su descanso, lo estimulas, etc.

El crecimiento del niño depende de factores intrínsecos (genes, hormonas) y factores ambientales (nutrición, salud, ejercicio, afecto, etc.). Los genes determinan su altura máxima, pero alcanzarla o no dependerá de otros factores, como prevenir las enfermedades, seguir una dieta adecuada, dormir lo suficiente o sentirse amado. Por lo tanto, si los padres son bajos, es muy probable que el niño también lo sea, pero podría superar las medidas de los padres si las condiciones ambientales son favorables.

Hay niños que crecen mucho en los primeros dos años y luego menos. Por ejemplo, los niños de países sudamericanos tienden a ser más y más grandes, pero después de 2 años su crecimiento se desacelera, por lo que son más bajos que los niños europeos. Esto se debe a factores genéticos y diferentes hábitos alimenticios desde el nacimiento.

También te Puede Interesar  ¿Cuánta Leche Debe Tomar un Bebé Recién Nacido?: Consejos para la Lactancia

Controles Periódicos

Para evaluar y comprobar su crecimiento, son suficientes las visitas realizadas al pediatra o las enfermeras en los centros de salud. Como regla general, ven al niño entre 7 y 15 días después del nacimiento, la próxima cita es entre 15 y 30 días y luego lo verán a los 2, 4, 6, 10, 15 y 18 meses. La enfermera mide al niño, lo pesa, comprueba la circunferencia de su cabeza y registra los resultados en las tablas de percentiles (masculino o femenino), para verificar que la tasa de crecimiento es normal.

La curva de longitud siempre debe estar aumentando. En los primeros seis meses, los controles son más frecuentes para verificar el peso y asegurarse de que el estado nutricional del niño sea bueno. Si la nutrición no es correcta y no aumenta de peso, también puede afectar la altura a largo plazo

Curvas Percentiles

Ten en cuenta que lo que importa es que tu hijo gane longitud y peso de una manera constante y armoniosa, que se reflejará en la tabla de percentiles. Para comprender estos gráficos, imagina alinear a 100 niños con diferentes dimensiones y pesos (todos dentro de lo “normal”, estadísticamente), desde el más alto al más bajo, o desde el que tenga el mayor peso al que tenga el menor peso. E imagina que tu hijo es uno de ellos.

Si está en el percentil 97 de la altura, significa que solo hay tres niños más altos que él (que, además, están fuera de las curvas “normales”, que van de 3 a 97). Y si está en el percentil 25 de peso, significa que 75 niños pesan más que él y 24 pesan menos.

 

 

El Paso de la Lactancia a los Alimentos Sólidos

Lo que Afecta la Alimentación en el Destete

Los niños de hoy en muchos Países son más altos que los de décadas anteriores, principalmente debido a factores nutricionales. La dieta de la población es mejor ahora que hace 40 o 50 años. Y también lo es el control de la salud y la prevención de enfermedades. Por esta razón, es muy importante seguir las recomendaciones del pediatra o la enfermera en relación con la nutrición y el cuidado infantil.

También te Puede Interesar  Conoce las Mejores Técnicas para Dormir a un Bebé

Buenas Pautas para el Destete

Lo recomendable es que le des el pecho desde el momento en que nace y que lo amamantes a pedido (cuando el bebé tiene hambre). No te preocupes de que esté bien alimentado o no, la leche materna es el mejor alimento para tu bebé. Además, si el especialista detecta en las visitas que es necesario complementar su dieta, te lo dirá.

Sabemos que la integración es necesaria cuando hay un estancamiento en la curva de peso. Debe tenerse en cuenta que los niños alimentados con lactancia materna pueden tener menor peso y estatura que los alimentados con leche artificial y que después de aproximadamente 6 meses el crecimiento en los niños se compara con la introducción de la alimentación complementaria.

Sin embargo, lo que realmente importa es la progresión continua de las curvas de crecimiento, es decir, que el niño crece y adquiere peso mientras permanece en un percentil más o menos estable, sin moverse repentinamente a otro mucho más bajo o más alto.

Y cuando llegan los Nuevos Alimentos

Hasta que cumpla 6 meses, tu bebé será alimentado solo con leche y desde ese momento deberás incluir otros alimentos en su dieta. Se comienza con los cereales sin gluten, luego las pastas de verduras y carne, las frutas, luego los cereales con gluten, pescado blanco y huevo (las pautas sobre cómo y cuándo introducirlos en la dieta de tu hijo te la dará el pediatra), así  para que cuando tenga 1 año pueda comer casi todo.

Ciertamente, la leche continuará siendo un alimento muy importante para tu bebé  porque le proporciona calcio, un mineral esencial para el crecimiento. El niño debe tomar medio litro al día (incluidos otros productos lácteos), es decir, dos vasos grandes. Para calcularlo, ten en cuenta que un vaso de leche es equivalente a 2 yogures, una “cuajada” o dos quesos o 40 g de queso bajo en grasa o 80 g de queso tipo burgos.

 

 

Otros Factores Importantes para el Crecimiento de tu Bebe

Criar a un niño no significa solo alimentarlo y ponerlo en la cuna, hay que hablar con él, darle afecto y hacerle sentir que estás con él. Por lo tanto, la afectividad, el amor y el contacto son fundamentales. Las unidades neonatales practican una terapia de canguro, a través de la cual las madres (e incluso los padres) ponen al bebé prematuro en el pecho, piel con piel, ya que se sabe que esta práctica promueve la maduración y el crecimiento.

También te Puede Interesar  Conoce que Tipos de Alimentación del Recién Nacido son los Adecuados

Dormir es Fundamental

Pero además de dar amor y seguir buenos hábitos de alimentación e higiene, es importante que el niño se mueva y esté activo (no debe permanecer en el cochecito todo el día) presta atención a su descanso. No olvides establecer una rutina a la hora de acostarlo, ya que la producción de la hormona del crecimiento es mayor durante la primera fase del sueño.

Y recuerda que descansar horas suficientes no solo les ayuda a crecer “en altura”, sino que también puede prevenir la obesidad. Varios estudios destacan la relación entre la obesidad y la falta de sueño, combinando la privación de descanso con una mayor ingesta de alimentos al día siguiente. Y otros estudios relacionan la falta de actividad física durante el día con una mala noche de sueño.

El estilo de vida sedentario empeora la calidad del sueño porque el niño no se cansa lo suficiente. En resumen, tu hijo debe jugar y divertirse, hacer ejercicios, dormir bien y comer bien. Esto es lo óptimo para el crecimiento.

¿Y si no crece bien?

Los cambios más frecuentes que afectan el crecimiento en los primeros 18 meses son las deficiencias nutricionales y afectivas debidas a problemas sociales, alteraciones genéticas (niños con síndromes), defectos cardíacos congénitos (desde el nacimiento), enfermedades metabólicas e insuficiencia renal. Y también la enfermedad celíaca puede manifestarse con una alteración del crecimiento.

Excepcionalmente, puede haber un déficit en la secreción de la hormona del crecimiento o una afección como el síndrome de Turner, que requerirá la administración de la hormona del crecimiento. Esta hormona se inyecta por vía subcutánea todas las noches y, como norma, los padres lo hacen en casa. Es un tratamiento que requiere un análisis de sangre analítico riguroso, cada 4 o 6 meses, entre otras medidas. Algunos niños, como los bebés prematuros, que nacen demasiado temprano, tienen menos crecimiento que otros, lo que generalmente se resuelve con el tiempo.

Términos Relacionados:

  • cuanto mide un recien nacido