Mi Bebé Suda Mucho y Está Frio: Conoce que Hacer en Estos Casos

Los recién nacidos que presentan esta característica fisiológica generalmente la heredan de uno de sus padres, en este artículo te comento como regular esta patología y cuando preocuparte. Hay niños que sudan más que otros, igual que los adultos.

Hay pequeños bebés que pueden estar perfectamente sanos, pero tienden a sudar mucho. Lo bebés pueden presentar excesiva sudoración mas frecuentemente en la cabeza y en los pliegues de su cuerpito, y los momento en que mas se le puede observar que sudan es durante la alimentación o durante el sueño.

 

 

sudoracion del bebe

Bebe que Suda Mucho Conoce que Hacer en Estos Casos

¿Qué pasa si el Bebé Suda Mucho?

El Bebé puede Sudar en Diferentes Ocasiones

Si Suda Durante la Alimentación

Si notas que después de colocarlo en el pecho o darle el biberón, tiene el cabello mojado, no tienes que preocuparte. Chupar para el pequeño es agotador y el esfuerzo es equivalente a un esfuerzo físico. Además, la sudoración en la cabeza es común porque es precisamente aquí, en el sistema nervioso autónomo, donde reside la actividad parasimpática que también es responsable de la digestión. Cuando se excita el sistema nervioso parasimpático, en este caso a través de la alimentación, se produce un aumento de la sudoración.

Si Suda Durante el Sueño

¿Siempre encuentras la sábana mojada después que despiertas al bebé? La sudoración durante  el sueño del bebé es común, pero debes verificar que tu bebé no esté demasiado cubierto. Lo especialistas en pediatría nos han dicho que  los niños tienen lo que se llama grasa parda o marrón, que es una capa de grasa buena que los mantiene calientes, incluso si están descubiertos. En verano, sobre todo, trata de evitar cubrirlo demasiado.

También te Puede Interesar  Cómo Aliviar el Reflujo en Bebés con Remedios Caseros

Para entender si está bien, toca su cabeza, si hace frío, significa que debe estar cubierto, si hace calor o suda, debe ser descubierto. Nunca lo dejes húmedo o mojado. Cámbialo inmediatamente y sustituye la sábana y su  ropa. Puede ocurrir que la temperatura corporal aumente con el colchón o la almohada, cuando no son transpirables o están cubiertos con telas sintéticas, revisa que este no sea tu caso, también verifica que el espacio donde duerme esté bien ventilado.

Si Suda en el Coche o en el Cochecito

Luego, presta atención al sudor también en el resto del cuerpo, especialmente después de movilizarlo en el automóvil, es posible que observes que el niño está sudando simplemente sentado en el asiento o (también sucede en carrito o cochecito) que observas que tiene la espalda mojada. Siempre debes tener un cambio completo de ropa contigo y reemplazársela al bebé  inmediatamente. También hay esponjas (con cámaras de aire) para colocar en los asientos que se usan para los bebés precisamente para evitar el sobrecalentamiento del niño y la sudoración excesiva. También puedes ponerlos en el cochecito. Alternativamente, pruebe con una simple toalla de lino.

Causas del Sudor de los Bebés

Las Causas más Comunes de Sudoración en Niños

Para los niños que sudan más durante el sueño.

Los niños suelen sudar mas durante el sueño, incluso más que los adultos porque pasan más tiempo en las fases de sueño profundo y el sistema de control de temperatura aún no lo tienen bien desarrollado. El desarrollo infantil se caracteriza por periodos de mayor metabolismo; un aumento en el metabolismo es una consecuencia directa, entre otras cosas, de aumentar la temperatura corporal; Para eliminar el exceso de calor en el cuerpo formado durante este período, los niños sudan más, incluso durante el sueño.

También te Puede Interesar  Cómo Cuidar a un Bebé Recién Nacido: Te Damos lo Mejores Consejos

No debes preocuparte si tu Bebé presenta Sudoración Excesiva (Hiperdrosis) ya que:

– Los niños sudan fácilmente si beben leche antes de dormir

– Si la temperatura ambiente es demasiado alta

– La temperatura ambiente de la ropa es inadecuada

– Es más frecuente en niños de 3 a 7 años.

– Generalmente ocurre en menos de media hora después de que los niños se duermen y dura aproximadamente 2 horas.

– Los niños suelen sudar mas especialmente en el cuello y cabeza.

Las Causas Ocultas de los Sudores Nocturnos

Cuando los niños duermen necesitan sudar para alertar. Por lo general, cuando se asocia con otros fenómenos, tales como:

– Apnea del sueño: los niños pueden sudar durante la noche debido al esfuerzo que hacen para respirar

– Deficiencia de vitamina D

– infecciones

Si no se identifica un problema médico, la sudoración durante el sueño se considera normal en esta fase de crecimiento y desarrollo. Las medidas de higiene del sueño (regular la temperatura en la habitación y la forma en que se visten los niños durante el sueño) son bastante rutinarias. Sin embargo todas estas cosas es bueno que las hables con el pediatra que lleva el control de tu bebé.

¿Cuándo Preocuparte?

Si tu bebé no está tranquilo, consulta a su pediatra. En principio, la sudoración es normal para los pequeños y no hay necesidad de alarmarse. Lo que debe excluirse, en su caso, es la presencia de apneas obstructivas, ronquidos o pavores nocturnos (terror nocturno), enfermedad por reflujo, alteraciones glucémicas y patología tiroidea. Todos son trastornos que también pueden incluir un exceso de sudores nocturnos.

También te Puede Interesar  Que Remedios para el Estreñimiento en Bebés Puedes Usar: Aquí te Informamos

Muchos padres se preocupan por la sudoración de su bebé, especialmente cuando ocurre durante el sueño y ocurre principalmente en la cabeza. Normalmente se espera que el cuerpo del bebé, mediante mecanismos de autorregulación, funcione a una temperatura más baja en el estado de vigilia (despertar) del sueño. Además, el cuerpo hace la diferencia en términos de temperatura entre el sueño ligero y el sueño profundo, más bajo en vigilia y más alto en períodos de sueño profundo.

La disminución de la temperatura con el estado de espera existente conduce a una pérdida de calor; esto sucede a través del sudor. Por lo tanto, la sudoración es un fenómeno normal asociado con el sueño. Disminuye en intensidad cuando, por ejemplo, el dormitorio tiene una temperatura de unos pocos grados más baja que la del estado de la temperatura de la habitación en la que el niño jugó o comió.

Cuidado con la deshidratación

Recuerda que sudar mucho puede causar deshidratación. Aunque es perfectamente normal para muchos recién nacidos, es importante que la madre le haga beber. Si ya está destetado o si toma leche artificial, adminístrale  agua, pero si todavía toma leche materna, todo lo que tienes que hacer es intensificar la alimentación.

Luego, asegúrate de tener un ambiente hogareño que nunca haga demasiado calor, tanto en verano como en invierno. La temperatura ideal para mantener debe estar entre 20-22 grados. Los valores más altos pueden ser muy dañinos porque obligan al cuerpo a dispersar el calor con la sudoración.