Qué es y Cuánto Dura un Embarazo Psicológico: Infórmate para Identificarlo y Tratarlo

El embarazo psicológico, llamado también histérico (o pseudocítico) es un síndrome clínico poco frecuente en el que una mujer cree que está embarazada, aunque no se ha producido una concepción real. Esta convicción se asocia con cambios físicos y síntomas subjetivos (como náuseas) que pueden simular un embarazo.

El Embarazo Psicológico  aparece como consecuencia de mecanismos psicológicos y neuroendocrinos que influyen mutuamente en el equilibrio entre la mente y el cuerpo. El síndrome puede aparecer cuando hay un deseo muy fuerte de tener un bebé y esto no se puede cumplir. El problema también puede surgir en el caso opuesto, es decir, cuando existe un temor incontrolado de estar embarazada y no se desea.

 

 

 

embarazo psicologico

Qué es y Cuánto Dura un Embarazo Psicológico

 

 

 

Que Es el Embarazo Psicológico

Embarazo Psicológico, Histérico o  Pseudocítico

Embarazo histérico Las causas de la pseudociesis son de naturaleza psicosomática, la mujer manifiesta síntomas muy similares a los de una gestación real, de modo que se convence de que está embarazada. Sin embargo, cuando se somete a la prueba de embarazo, esto es negativo y el examen ginecológico confirma que el útero no ha cambiado de tamaño.

Las mujeres que sufren de un embarazo histérico casi siempre logran superar este momento, pero necesitan apoyo psicoterapéutico. Este enfoque busca investigar las causas subyacentes del trastorno con el objetivo de llevar al paciente a vivir el deseo de la maternidad de una manera sana y equilibrada.

Pseudociesi se clasifica como un “trastorno somatomorfo” en el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, una publicación de referencia preparada por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

También te Puede Interesar  ¿En caso de Embarazo no Deseado que Hacer?: Consejos para Afrontar  la Situación

El desarrollo de los pseudocitos implica mecanismos psicológicos y neuroendocrinos que influyen mutuamente en el equilibrio entre la mente y el cuerpo. El estrés emocional, la búsqueda de la identidad mujer-madre y la fuerte presión social parecen estar en la base de esta patología. Por lo tanto, el embarazo histérico puede aparecer cuando la mujer manifiesta un deseo muy fuerte de tener un bebé o, por el contrario, se siente abrumada por el miedo incontrolado de estar embarazada cuando no es deseada, por razones personales y / o consideraciones culturales.

Los estudiosos del fenómeno argumentan que este malestar psicológico puede determinar la participación del eje hipotalámico-hipofisario-ovario, alterando su función. Esto daría lugar a una secreción anormal de hormonas (incluyendo estrógeno y prolactina), capaces de inducir, en el cuerpo de la mujer, una serie de cambios físicos similares a los encontrados en el período de gestación real.

Además, cuando está presente un estado depresivo profundo, es posible que los neurotransmisores (como la serotonina) y las aminas biogénicas, que participan en la regulación de las hormonas reproductivas, se vean afectadas.

El embarazo psicológico no siempre tiene la misma duración en el tiempo. A veces, sus síntomas se sienten solo durante unas pocas semanas, mientras que otras veces duran más de nueve meses. La mayoría de las mujeres nunca tendrán que lidiar con este tipo de problema durante su vida, mientras que algunas tendrán que enfrentar sus síntomas varias veces durante su existencia.

En la base de los embarazos histéricos hay factores psicológicos que juegan un papel decisivo como el fuerte deseo de tener un hijo o la infertilidad. Incluso una depresión grave o una sensación de temor frente al embarazo pueden desencadenar un embarazo histérico.

El malestar psicológico logra involucrar al hipotálamo, a la glándula pituitaria e incluso a los ovarios de una manera importante, alterando sus funciones normales. Por lo tanto, se producen más hormonas que causan síntomas muy similares a los provocados por el embarazo. Solo en casos muy raros, el embarazo histérico es causado por la presencia de tumores ováricos, capaces de alterar las hormonas presentes en el cuerpo femenino.

También te Puede Interesar  Mito o Verdad: ¿Puedo Conocer los Síntomas del Papá en el Embarazo Cuando es Niña?

Factores de Riesgo

Los factores que pueden promover la aparición de un embarazo histérico incluyen:

  • Un deseo exasperado de ser madre o, por el contrario, miedo de concebir hijos;
  • Infertilidad o pérdida de la capacidad reproductiva (por ejemplo, después de la menopausia, el aborto o la histerectomía);
  • Presiones interpersonales (intento de mantener una relación, soledad o relaciones difíciles con miembros importantes de la familia);
  • Baja autoestima;
  • Tendencia a malinterpretar estímulos somáticos;
  • Ingenio en temas médicos;
  • Presencia de algún problema psicológico o de ansiedad con la idea de embarazo.

Incluso la presión cultural para dar a luz a un niño de un sexo específico puede afectar el trastorno. En mujeres susceptibles, se encontraron pseudocitos en el contexto de insuficiencia hepática, lupus eritematoso sistémico, neoplasias abdominales, hiponatremia y colecistitis.

¿Quién está en mayor riesgo?

Presentan un mayor riesgo de desarrollar pseudocitos:

  • Mujeres con depresión profunda que tienden a convertir su trauma mental en síntomas físicos del embarazo.
  • Mujeres con infertilidad que han tratado de concebir un hijo durante mucho tiempo.
  • Mujeres que han sufrido recientemente un aborto (espontáneo o inducido).
  • Mujeres que temen un embarazo no deseado (por ejemplo, una víctima de violación) o se sienten culpables después de tener relaciones sexuales.

Síntomas de Embarazo Psicológico, histérico (o pseudocítico)

Cada 22 mil embarazos reales, uno es histérico, se manifiesta con síntomas idénticos a los de la gestación. Primero desaparece el ciclo menstrual y se producen náuseas y vómitos, no hay escasez de cambios repentinos en el estado de ánimo y generalmente hay un aumento en el peso corporal que puede ser más o menos importante.

Además, el pecho se vuelve más turgente y aumenta de volumen, lo que crea un poco de molestia y, en algunos casos, aparece el calostro o la primera leche que el niño debe tomar cuando nace. Rara vez la mujer afectada por el síndrome percibe movimientos fetales y puede experimentar los dolores típicos del parto.

También te Puede Interesar  Los Riesgos del Embarazo en la Adolescencia: Causas y Consecuencias que Debes Conocer

Dado que los síntomas son los mismos que los de un embarazo real, con un aumento en el volumen del vientre, es imposible reconocer un embarazo histérico de uno real, excepto a través de un examen ginecológico. El ginecólogo prescribirá primero un análisis de sangre para verificar los niveles de Beta-HCG y luego realizará una ecografía abdominal para determinar la presencia del feto o su ausencia. En el caso de que se diagnostique un embarazo histérico, la mujer tendrá que iniciar una ruta psicológica, seguida por un especialista.

 

 

 

Tratamiento para el Embarazo Psicológico

Los objetivos del tratamiento de los pseudocitos incluyen:

  • Resolución de signos y síntomas físicos de embarazo histérico
  • Mejora de la dinámica interpersonal
  • Reducción del riesgo de recaída
  • Al ser un trastorno psicosomático, el psicológico no requiere tratamientos farmacológicos o quirúrgicos dirigidos a enfermedades orgánicas reales.
  • La mayoría de las mujeres pueden ser convencidas de no esperar a que un niño se enfrente a la evidencia del examen de ultrasonido u otras técnicas de imagen.

En general, para la resolución del problema, además del apoyo de quienes rodean a la paciente, se recomienda la psicoterapia. Este enfoque tiene como objetivo investigar las causas subyacentes del trastorno y llevar a la mujer a vivir el deseo de la maternidad de una manera sana y equilibrada (o aceptar la imposibilidad de lograr este deseo).

Embarazo Psicológico, Cómo Reconocerlo y Curarlo

Como te comenté al comienzo, el embarazo histérico, también conocido como pseudociesi, es un síndrome que lleva a la mujer a pensar que está embarazada. Los síntomas son bastante claros, pero la psique juega un papel fundamental en su inicio. Te comento acerca de cómo reconocer un embarazo histérico de uno real y cuáles son los síntomas más comunes.